Odontopediatria

algunos ejemplos......

Qué es una pulpotomía? ¿Y una pulpectomía?

 

Es muy frecuente que se visite al odontopediatra y le comente que su hijo necesita  una o varias pulpotomia o pulpectomía en molares temporales.

El nervio de los dientes se llama también pulpa.  Tanto la pulpotomía como la pulpectomía son tratamientos exclusivos de dientes de leche, no se realizan en dientes definitivos.

Pulpotomía se realiza en dientes temporales, y consiste en eliminar parte de la pulpa o nervio del diente, se coloca un material junto con el nervio remanente y se realiza la reconstrucción de la pieza.

Pulpectomía es la eliminación de 2/3 partes de la pulpa o nervio del diente temporal. Se procede a rellenarlo con un material que se reabsorbe (elimina) a la vez que el diente para evitar que interfiera en el defintivo, y se restaura definitivamente.

 

¿Cuándo hay que realizarlas?

 

Cuando la caries ha llegado tan profunda que afecta al nervio o pulpa del diente.

 

¿Es frecuente que haya que hacerlas?

 

Para poder confirmar que hay que hacer cualquiera de los dos tratamientos hay que hacer una radiografía de la pieza/as. Cuando se ve la profundidad de la caries y la afectación de las raíces es cuando se puede plantear cuál es el mejor tratamiento.

 

¿Es doloroso o no?

 

NO tiene por qué, todas se realizan con anestesia.

 

¿Se puede hacer en una sesión?

 

Sí, junto con la restauración final, dependerá del estado del molar en el momento de hacerlo.

 

¿Qué finalidad tiene hacer una pulpotomía o una pulpectomía?

 

La finalidad de la pulpotomía es mantener la pulpa de las raíces sana, sin signos clínicos ni radiológicos de afectación como pueden ser:  dolor, sensibilidad, inflamación y la presencia de reabsorciones radiculares.  No debe existir lesión en el germen del diente permanente.

Tratar el nervio de una muela de leche NO interfiere en absoluto con la futura muela definitiva ya que cada una tiene su nervio.

 

Si quieren saber más sobre estos dos tratamientos, les redirijo a la página de la sociedad española de odontopediatría

Sellado de fosas y fisuras...

Los dientes posteriores poseen pequeñas fisuras y hendiduras donde se introducen los restos de alimentos y bacterias que originan las caries. Con el cepillado no se logra limpiar dichas fisuras adecuadamente pues son tan delgadas, que las cerdas del cepillo de dientes no penetran para higienizarlas. Se trata de una medida preventiva muy eficaz que consiste en tapar los surcos, hoyos, puntos y fisuras de los dientes con una resina que evita que aparezcan caries en esas zonas de máximo riesgo. Estos revestimientos están destinados a prevenir el crecimiento bacteriano que promueve la formación de caries en los surcos de las superficies de los molares. Es muy útil en niños y jóvenes.

 

La aplicación de un sellador es indolora y se puede efectuar en una sola visita al odontólogo. 

 

Las revisiones indican que después de 5 años los dientes permanentes sellados de los niños de cinco a doce años de edad tenían reducción de caries en más del 50% de las caras de mordida (oclusales), en comparación con los dientes en los que no se usaron selladores.

93.392.39.89

   611.043.108

Nº registre sanitari E08589971

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© AB SANTA COLOMA CLINICA DENTAL

Llamar

E-mail